viernes, 25 de enero de 2013

A UNA "PERSONA BLANCA"

Hacía ya días que rondaba por mi cabeza escribir estas líneas, pero no encontraba la ocasión adecuada para expresar abiertamente los sentimientos que rondan por mis adentros. Pués he aquí que me encuentro sentado frente a mi ordenador, tecleando torpemente las teclas que hagan conjugar  un relato con cierto sentido.

Las personas, a mi entender, son partículas autónomas que compone según su condición y forma de actuar varios grupos. Otro día con más tiempo me ocuparé de los demás grupos, pero hoy quiero centrarme en uno en particular, el de “Las personas Blancas”. Dichas personas, son aquellas que andan por la vida sin hacer ruido, que te las encuentras por la calle y no destacan en nada, no resultan especialmente simpáticas,ni tampoco lo pretenden. Estas personas no tienen por costumbre levantar su voz en público, incluso me atrevería a decir ,que ni en la intimidad.


Cuando te encuentras con una de estas personas, resulta muy difícil identificarlas, necesitas tiempo y a la vez una conversación en profundidad para descubrirlas. Pero cuando las descubres es fácil que tu vida de un giro de 360º.


Tengo que confesar que yo he conocido a una de esas personas “Blancas”, no ha sido en la barra de ningún bar,ni en la cola del paro, ni siquiera al doblar una esquina, fué en el medio en el que en este mundo loco se conocen a diario millones de personas, internet. 


Se hace llamar Chiqui, aunque sospecho que ese no es su nombre real, llamó a mi puerta cibernética sin hacer nada de ruido,sin darse ninguna importancia, es más, no sabría decir ni el día y mucho menos el momento en el que se produjo dicho acontecimiento, pero el caso es que allí estaba, entre la multitud de seguidores y perseguidos del jaleo monumental que son las redes sociales.


Supongo que pasarían semanas sin que percibiese que Chiqui estaba ahí, pero él seguía incansable irreductible diría yo, denunciando día tras día, hora tras hora, las injusticias que no son pocas. Pero también dando muestras de amabilidad y gran corazón a todo el que le comentase cualquier circunstancia o suceso por muy insignificante que pudiera parecer.


Chiqui no hace ruido, Chiqui puede pasar desapercibido si no te fijas con atención, pero en su deambular discreto hace un ruido atronador. Despierta conciencias dormidas, alienta corazones rendidos, y da esperanza a quienes creíamos que no la había.


Hoy cada mañana espero con impaciencia sus buenos días,siempre acompañados de una imagen divertida que apostilla su deseo.Hoy puedo decir que no le considero un seguidor, le considero un amigo que siempre está ahí, un amigo al que espero y deseo encontrarme cada mañana en la pantalla de mi ordenador.
Chiqui es una “Persona Blanca”


A Chiqui#Esoll