sábado, 2 de marzo de 2013

Los muros de tu firmeza


Hay veces en que la respuesta, fue dada antes de hacer la pregunta.

Amanece, y los muros de la ciudad, siguen creciendo como gigantes a mi alrededor.
Las calles atraviesan los rincones, de una ciudad repleta de tu ausencia.
Hoy volveré a morir en tu recuerdo. Seré lo efímero de una brisa de verano.
Cargaré con mis maletas repletas de soledad, y atravesare tu ventana cerrada.
Moriré cada noche en la barra de algún bar de carretera.
Besaré los labios mercenarios, de alguna guerrillera de la vida.
Asistiré a funerales de esperanzas, de otros que como yo, te conocieron.

Amanece, y los muros de la ciudad, siguen creciendo como desiertos a mi alrededor.
Despertaré vencido, antes de comenzar la batalla contra tu realidad.
Perderé la oportunidad de vaciar mi corazón, con cada puerta que cierre.
Viviré de lamentos propios, que alimentarán mi derrota.
Volveré a inventar historias, de vidas condenadas a recordarte cada noche.
Descuidare los amaneceres, que una vez trajeron tu saludo.
Caminaré hacia los paraísos desiertos,en los que ya he habitado.

Amanece, y los muros de la ciudad siguen creciendo como el ruido de tu silencio.
Seré quién convenga a mi existencia, renunciando a lo que soy.
Soñaré con los acantilados, en los que anidan los abrazos huérfanos de ti.
Vagaré errático, convencido que mi error fue todo un acierto.
Contaré los días, los minutos, las distancias que me llevan a tu firmeza.
Pero aún quiero navegar cerca del sol, y quemarme una  otra vez mis alas negras.
Aún seré la puerta entreabierta, que esconde el secreto que tu anhelas.

Amanece, y los muros de la ciudad siguen, invitando a su derribo .



Javier Bernal Abellán
@ajopicao #Esoll